MITOS SOBRE EL VIH

Artículo tomado de The Body y seleccionado por Geo Johnson.


INTRODUCCIÓN

Hay muchos mitos sobre el VIH. Un mito es una historia o una idea que no es cierta. Al tratar el VIH, es importante poder distinguir la realidad del mito. Creer mitos puede generar miedo, negación e incluso dañar su salud.


MITOS SOBRE EL VIH Y EL TRATAMIENTO DEL VIH

El mito: “El VIH no causa el SIDA”
La realidad: El VIH (el virus de la inmunodeficiencia humana) causa el SIDA, no las drogas del partido, AZT, conspiraciones gobernamentales o cualquier otra cosa. Si tienes SIDA, tienes VIH. Si no tiene VIH, no puede contraer el SIDA. Esto ha sido verificado por más de 25 años de pruebas científicas sólidas.

El mito: “Se inventó el VIH / SIDA”
La realidad: No hay evidencia que sugiera que el VIH / SIDA se inventó en un laboratorio; ni hay evidencia que sugiera que el VIH es el resultado de conspiraciones del gobierno. El VIH / SIDA no es causado por drogas, AZT o picaduras de mosquitos. El VIH es uno de los muchos virus que se transmiten por los fluidos corporales, incluidos la sangre, el semen, el fluido vaginal y la leche materna.

El mito: “El VIH es una sentencia de muerte”.
La realidad: esto solía ser cierto. En la década de 1980 y principios de los 90’s, todavía se sabía poco sobre cómo tratar a las personas que viven con VIH (VIH +) o SIDA. Debido a la falta de conocimiento, la ausencia de medicamentos efectivos y el miedo, muchas personas diagnosticadas con VIH y SIDA murieron. Afortunadamente, sin embargo, este ya no es el caso. Ahora tenemos más y mejores medicamentos contra el VIH. . Si sigue su tratamiento y cuida bien su cuerpo, puede vivir una vida larga y plena con el VIH.

El mito: “Hay una cura para el VIH / SIDA”.
La realidad: Desafortunadamente, todavía no existe una cura para el VIH, aunque actualmente se están realizando investigaciones a nivel mundial para encontrar una. La investigación se basa en casos que brindan esperanza y pistas para una posible cura. El paciente de Berlín es un ejemplo: un hombre que fue diagnosticado con VIH en 1995, recibió células madre de un donante resistente al VIH para su trasplante de médula en el 2007, y ahora se informa que no tiene VIH. Los científicos están trabajando duro para encontrar uno, pero aún no existe una cura universal. Para obtener más información, consulte nuestra hoja informativa sobre Cómo encontrar una cura para el VIH.

El mito: “No es el SIDA lo que mata a las personas; ¡son las medicinas que toman!
La realidad:
 Los medicamentos contra el VIH, conocidos como antirretrovirales, no curan el VIH, pero pueden ayudar a mantener a las personas sanas durante muchos años. Las personas murieron de SIDA antes de que los antirretrovirales estuvieran disponibles y al principio de la epidemia cuando la dosis de AZT era demasiado alta. Sin embargo, desde que se inició la terapia antirretroviral combinada para el VIH en 1996, la esperanza de vida promedio de las personas que viven con el VIH ha aumentado, Además, los casos de mortalidad de las personas que viven con el VIH que reciben tratamiento antirretroviral combinado han disminuido. Desafortunadamente, para algunas personas, los medicamentos contra el VIH pueden tener efectos secundarios que pueden ser mortales en casos muy raros. La buena noticia es que muchos de los medicamentos más nuevos para el VIH tienen menos efectos secundarios y son más fáciles de tomar.

El mito: “Los nuevos medicamentos contra el VIH son tan poderosos que está bien dejar de tomarlos por un tiempo (tomar un” feriado de drogas “).
La realidad:
 Algunas personas se sienten tentadas a dejar de tomar sus medicamentos contra el VIH por un corto tiempo porque se sienten bien, experimentan problemas por los efectos secundarios o quieren tomar un descanso para que no les recuerden cada día que viven con el VIH. Sin embargo, los estudios han demostrado que interrumpir su tratamiento o tomarse unas “vacaciones de drogas” puede causar problemas. Suspender sus medicamentos contra el VIH puede: (1) darle al virus la oportunidad de multiplicarse y aumentar su carga viral. , (2) le dan al virus la oportunidad de desarrollar resistencia a sus medicamentos contra el VIH para que ya no funcionen, y (3) hace que su recuento de células CD4 disminuya y que su sistema inmunitario se debilite. Varios estudios han demostrado que continuar tomando sus medicamentos contra el VIH es la forma de mantenerse saludable por más tiempo.


MITOS SOBRE LAS PRUEBAS DE VIH

El mito: “No se puede confiar en la” prueba del SIDA”
La realidad: La “prueba del SIDA” es realmente una prueba de VIH que mide los antígenos del VIH (partículas de proteínas virales) y los anticuerpos del VIH, que son proteínas especiales que el cuerpo produce en respuesta a la infección. Si está infectado, su sistema inmunitario producirá anticuerpos contra el VIH. Las pruebas combinadas de antígeno-anticuerpo del VIH (también llamadas pruebas de cuarta generación) pueden detectar correctamente el VIH entre el 99 y el 100 % de las veces. Sin embargo, si el resultado de esta prueba resulta positivo, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. Recomiendan que se confirme mediante un inmunoensayo de diferenciación de anticuerpos contra el VIH-1 / VIH-2. El inmunoensayo de diferenciación de anticuerpos no solo puede confirmar la primera prueba, sino también determinar qué tipo de VIH tiene una persona, ya sea VIH-1 o VIH-2. Las pruebas rápidas de VIH son convenientes porque dan resultados en aproximadamente 20 minutos. Sin embargo, aunque los falsos positivos son muy raros, un resultado positivo de una prueba rápida se considera preliminar y debe ser confirmado por otra prueba de VIH. Para obtener más información sobre qué prueba de VIH es adecuada para usted, consulte nuestra hoja informativa sobre pruebas de VIH.

El mito: “Las pruebas de carga viral en realidad no dicen nada sobre la salud de una persona”
La realidad:
 La carga viral mide la cantidad de VIH en la sangre de una persona. Muchos estudios han demostrado que las personas con altas cargas virales tienen muchas más probabilidades de enfermarse o morir que aquellas con bajas cargas virales. También nos dan información importante sobre qué tan bien están funcionando los medicamentos contra el VIH.


MITOS SOBRE LA TRANSMISIÓN DEL VIH

El mito: “Las personas con VIH o SIDA se ven enfermas”.
La realidad: Las personas que viven con el VIH no se ven ni se sienten enfermas. Muchas veces, ni siquiera saben que están infectados. Tomar una prueba de VIH es la única forma de saber si usted o alguien más está infectado con VIH.

El mito: “Las personas heterosexuales no contraen el VIH”.
La realidad: La mayoría de las personas que viven con el VIH en todo el mundo son heterosexuales. Los hombres infectan a las mujeres, y las mujeres infectan a los hombres. El riesgo no se trata de etiquetas o categorías de personas. Cualquier persona que tenga relaciones sexuales sin protección o comparta agujas o equipo de inyección (diabetes, drogas inyectables, tatuajes, hormonas, etc.) con alguien corre el riesgo de contraer el VIH.

El mito: “Estoy a salvo porque estoy en una relación monógamo (o casada)”.
La realidad: Debido a que las personas que viven con el VIH a menudo no “se ven enfermas”, es importante conocer el estado del VIH de su pareja antes de tener relaciones sexuales sin protección. . En un mundo ideal, si usted y su pareja permanecieron monógamos y obtuvieron un resultado negativo para el VIH después del período de tres meses desde su última posibles exposiciones, el sexo sin protección sería seguro. Sin embargo, si su pareja está viviendo con el VIH, si él o ella está teniendo relaciones sexuales fuera de la relación, o si su pareja sexualmente fiel se inyecta drogas y comparte agujas o equipo de drogas, usted está en riesgo de contraer el VIH. No confunda amor o compromiso con la seguridad contra el VIH. Si no conoce el estado de su pareja y no puede usar condones, Es posible que desee considerar tomar PREP o profilaxis previa a la exposición. Esto significa tomar medicamentos contra el VIH mientras eres VIH negativo para reducir las posibilidades de contraer el VIH si estás expuesto a él.

El mito: “Si tengo más de 50 años, soy demasiado viejo para contraer el VIH; El VIH no es una enfermedad que afecta a mi generación “.
La realidad: La edad no te protege de infectarte con el VIH. De hecho, las personas mayores de 50 años contraen el VIH a un ritmo cada vez mayor. ONUSIDA estima que 4.2 millones de adultos de edad 50 y más viven con VIH en todo el mundo. Desafortunadamente, los adultos mayores son frecuentemente ignorados en las discusiones sobre la prevención y atención del VIH y, por lo tanto, no son conscientes de que están en riesgo. Para obtener más información, consulte nuestra hoja informativa sobre Mujeres mayores: en riesgo de contraer el VIH.

El mito: “Si estoy usando un método anticonceptivo, no puedo contraer el VIH”.
La realidad: El VIH se puede transmitir durante cualquier sexo inseguro o sin protección. La mayoría de los métodos anticonceptivos SOLO protegen contra embarazos, NO infecciones o enfermedades de transmisión sexual (ITS o ETS) como el VIH. El único método anticonceptivo que previene embarazo y reduce significativamente el riesgo de contraer el VIH es el condón. Para obtener consejos sobre cómo hacer que su sexo sea más seguro, consulte nuestra hoja informativa sobre Sexo más seguro.

El mito: “Estoy seguro porque soy virgen”.
La realidad: Si no has tenido ningún contacto sexual, no corres el riesgo de contraer el VIH. Si no ha tenido contacto sexual, pero ha compartido agujas o equipo de drogas mientras usaba drogas, está en riesgo. Si ha tenido sexo oral o anal, pero se considera “virgen” porque no ha tenido sexo vaginal, todavía está en riesgo. Si bien el sexo oral generalmente se considera una actividad de bajo riesgo, puede ser más riesgoso bajo ciertas circunstancias (por ejemplo, si usted o su pareja tiene sangrado de las encías). El sexo anal se considera una actividad de alto riesgo. Para obtener más información sobre los riesgos de las diferentes actividades sexuales, consulte nuestras hojas informativas sobre Sexo oral: ¿Cuál es el riesgo real? y sexo más seguro.

El mito: “Las lesbianas no contraen el VIH”.
La realidad: Aunque es mucho menos común que las mujeres transmitan el VIH a otras mujeres durante el sexo, las lesbianas aún pueden contraer el VIH. Existen múltiples informes de lesbianas que han sido infectadas a través de relaciones sexuales más duras o al compartir juguetes sexuales con una mujer que vive con el VIH. Además, muchas mujeres que se consideran lesbianas han tenido relaciones sexuales con hombres y pueden infectarse de esa manera. Las lesbianas que usan drogas y comparten equipos de inyección de drogas pueden contraer el VIH de una aguja o jeringa que ha sido utilizada por alguien que vive con el VIH.

El mito: “El VIH se puede transmitir a través de las lágrimas, el sudor, los mosquitos, las piscinas o el contacto casual”.
La realidad: El VIH solo se transmite a través de sangre infectada, semen (pre-cum y cum), fluidos vaginales y leche materna. Las formas más comunes de transmisión del VIH son a través del contacto sexual sin protección y / o compartiendo equipos de drogas con una persona que vive con el VIH. El VIH también puede transmitirse de madre a bebé durante el embarazo, el parto o la lactancia.

El mito: “No puedo tener un bebé porque tengo VIH”.
La realidad: Con atención médica adecuada y medicamentos contra el VIH, las mujeres que viven con el VIH pueden tener embarazos saludables. Hay muchas cosas que puede hacer para evitar transmitir el VIH a su pareja y a su bebé. Los avances en el tratamiento del VIH han reducido en gran medida las posibilidades de que una madre transmita el VIH a su bebé. Si la madre toma medicamentos contra el VIH según lo prescrito y se suprime viralmente, las posibilidades de transmitir el VIH al bebé pueden ser menos de uno de cada 100. de acuerdo con los CDC. Para obtener más información, consulte nuestras hojas informativas sobre Embarazo y Quedar embarazada y VIH.

El mito: “Está bien tener relaciones sexuales sin protección si ambos tenemos VIH”.
La realidad: El sexo sin protección entre dos personas que viven con el VIH puede hacer que una o ambas se infecten con una cepa o tipo de VIH diferente. Esto a menudo se llama reinfección o superinfección. Esto puede suceder incluso cuando la pareja con la que está ahora es la persona que lo infectó originalmente con el VIH. . El VIH cambia de manera diferente en el cuerpo de cada persona con el tiempo. Por lo tanto, la tensión que su pareja tenía originalmente puede no ser la tensión que él o ella tiene ahora. Las diferentes cepas de VIH pueden ser resistentes a los medicamentos, lo que dificulta que su tratamiento funcione y que se mantenga saludable. Practicar sexo seguro lo protege de la reinfección y la infección con otras ITS.


¡CONOCE LOS HECHOS!

Los mitos sobre el VIH pueden Dañar. Pueden hacer que tengas miedo de algo que no es peligroso. ¡Y pueden hacerte sentir que algo no es peligroso cuando realmente lo es!

Es importante aprender la verdad y obtener los datos correctos. A veces, personas aparentemente bien informadas o bien intencionadas dan información incorrecta.Si tiene alguna pregunta sobre el VIH, hable con su proveedor de atención médica, su organización local contra el SIDA o la línea directa nacional de SIDA de los CDC al 1-800-CDC-INFO (232-4636). Si se encuentra fuera de los EE. UU., Intente encontrar recursos en su área que puedan responder sus preguntas utilizando el atlas electrónico de AIDSmap.


¡ASISTE A LA NOCHE DE JUEGO DE LOTERÍA!

¡LEER MÁS!

Aprende más sobre Geo y sobre los temas que la apasionan durante todo el año haciendo clic aquí.

Consulta el resto de los temas de interés del equipo de Lotería haciendo clic aquí.


ACERCA DE LOTERÍA

El Proyecto Lotería es un proyecto de un año de duración impulsado por 8 increíbles líderes de la comunidad latinx que se han asociado con RipplePHX para ofrecer una combinación de entretenimiento, concientización y educación sobre el VIH a la comunidad LGBTQ+ de Arizona en el 2020.

Este proyecto, al igual que un puñado de otros proyectos en todo el país, es financiado a través del Proyecto de Información Comunitaria de la Biblioteca Nacional de Medicina (ACIOP).



Join us for Loteria Game Night!

Read More!

Learn more about AJ and his passion topics throughout the year by clicking here.

Check out the rest of the Loteria Team’s topics of interest by clicking here.


About the Loteria Project

The Loteria Project is a year-long project from RipplePHX and driven by 8 Amazing Latinx Community Leaders to combine entertainment with awareness and education about HIV to Arizona’s LGBTQ+ Community throughout 2020.

This project was funded along with a handful of other projects across the nation through the National Library of Medicine’s Community Information Outreach Project (ACIOP).